viernes, 12 de octubre de 2012

2038, trasvase de agua de los glaciares de Siberia para reemplazar el agua perdida en el Aral.

http://hispagua.cedex.es/sites/default/files/especiales/Trasvases%20Asia/img/mar_aral.png

El mar de Aral era un lago endorreico, o mar interior, situado en Asia Central, entre Kazajistán, al norte, y Uzbekistán, al sur. Si bien es denominado «mar», Kazajistán y Uzbekistán son considerados Estados sin litoral.

Debido a los trasvases de agua desde los ríos que en él confluyen, su superficie se ha ha ido reduciendo de manera drástica, aunque oscilante, desde los años 1960, cuando se empezó a desviar agua de los ríos Amu Daria y Sir Daria para regar cultivos en Uzbekistán y Kazajistán. Además, como resultado de pruebas armamentísticas, proyectos industriales y vertidos de residuos de fertilizantes en el mismo siglo, el mar tiene un alto índice de contaminación.

La superficie del mar de Aral se ha reducido actualmente en un 60%, y su volumen en casi un 80%. En 1960, el mar de Aral era el cuarto lago mayor del mundo, con un área aproximada de 68.000 km², y un volumen de 1100 km³. En 1998, ya había descendido hasta 28.687 km², el octavo lago del mundo. Durante el mismo intervalo de tiempo, la salinidad del mar ha aumentado desde alrededor de 10 g/l hasta unos 45 g/l.

En 1987, la disminución progresiva del nivel de las aguas acabó dividiendo el lago en dos volúmenes de agua separados, el mar de Aral Norte y el mar de Aral Sur, éste último dividido a su vez en la porción central y la porción occidental.7 Aunque se construyó un canal artificial para conectar la parte norte y la parte sur, la conexión se había perdido ya en 1999, debido al cada vez más acusado descenso de las aguas.

Sin embargo, se llevaron a cabo trabajos para preservar el mar de Aral Norte, incluida la construcción de presas que garanticen la preservación de un flujo constante de agua dulce. En octubre de 2003, el Gobierno de Kazajistán dio a conocer un plan para construir una presa de cemento, el llamado dique Kokaral, para separar las dos mitades del mar de Aral, de modo que se pueda elevar el nivel del agua en ese trozo del mar original y reducir los niveles de salinidad, el objetivo se logró en 2007.13 Por razones económicas, el mar de Aral Sur ha sido abandonado a su suerte. En su agonía, está dejando enormes llanuras de sal, que producen tormentas de arena,7 14 que llegan a sitios lejanos como Pakistán y el Ártico,15 y que hacen los inviernos más fríos y los veranos más cálidos.7 13 15 Uno de los intentos de mitigar estos efectos consiste en la plantación de vegetación en el antiguo fondo del mar, ahora tierra firme.16

En el verano de 2003, el mar de Aral Sur estaba desapareciendo más rápido de lo que se había previsto.16 La superficie está ahora tan sólo 30,5 metros sobre el nivel del mar (3,5 metros más baja de lo que se había previsto a principios de los años 90), y el agua tiene una salinidad 2,4 veces mayor que la del océano. En las partes más profundas del mar, las aguas más bajas tienen mayor concentración de sal que las superficiales, conformando dos tipos de agua que no se mezclan entre sí.16 Por esto, sólo la parte superficial del mar se calienta en verano, y ésta se evapora a mayor velocidad de lo que cabría esperar. Según estimaciones basadas en datos recientes, la parte occidental del mar de Aral Sur habrá desaparecido en (2011),16 mientras que la parte oriental podría mantenerse, de forma precaria, indefinidamente.
El ecosistema del mar de Aral y de los deltas de los ríos que confluyen en él está prácticamente destruido, en gran medida por la altísima salinidad. Además, la tierra en torno al mar está muy contaminada, y las personas que viven en la región sufren de escasez de agua dulce, unida a problemas de salud diversos.5 6 17 La contracción del mar ha dejado extensas llanuras cubiertas de sal y de productos tóxicos,6 que son arrastrados por el viento a las zonas habitadas.7 La población cercana al mar de Aral presenta una incidencia elevada de ciertas formas de cáncer y enfermedades pulmonares, entre otras patologías, posiblemente debidas a cambios en el ADN18 Los cultivos tradicionales también están siendo destruidos por la sal que se deposita en la tierra. La ciudad de Moynaq en Uzbekistán tuvo en el pasado un puerto bullicioso y una industria pesquera que daba empleo a unas 60.000 personas. Actualmente, la ciudad dista muchos kilómetros de la nueva costa. Los barcos pesqueros se encuentran varados en tierra sobre las llanuras que una vez fueron fondo del mar. Muchos de esos barcos llevan más de 20 años abandonados. La única empresa pesquera que queda en la zona se encarga de importar pescado desde el océano Pacífico,14 a miles de kilómetros.
Durante 2010 a 2012 se ha llevado una faraónica labor de recuperación del mar de aral, además de la construcción del dique Kokaral antes mencionado, se estan mejorando los sistemas de riego, e incluso se esta planteando el trasvase de agua de algún rio de Siberia.
Se espera que en 2014, la orilla del Mar de Aral Norte llegue de nuevo a la ciudad de Aralsk, aunque no es algo totalmente seguro. Actualmente la orilla se encuentra a unos 25 km de distancia de la ciudad, cuando antes estaba a 100 km. No obstante, existe cierto escepticismo acerca de que el lago vuelva a llegar a Aralsk en 2014. Entre 2005 y 2006, el dique propició que el nivel del agua subiera a un ritmo inesperado. Pero desde entonces la mejoría parece haberse estancado. Hoy, el Aral Norte cubre 800 km cuadrados más que hace 4 años. Para los científicos de la NASA, la velocidad de recuperación incluso supera las expectativas, aunque el dique eliminó las posibilidades de recuperar la parte sur, situada en Uzbekistán.
El Gobierno kazajo y el Banco Mundial están intentando desarrollar una 2ª fase de su proyecto, que podría dar al mar otro empujón hacia Aralsk. Esto implicará grandes inversiones para mejorar los sistemas de riego de la región, por los que se escapan cantidades enormes de agua actualmente. Pero el plan todavía no es una realidad. Pese a ello, los resultados ya están ahí: el mar ha vuelto, la pesca se ha recuperado significativamente, las plantas de procesamiento de pescado están trabajando y los productos se exportan a Europa.
Estos logros y la confianza en que el mar volverá han resucitado el sector pesquero. Hace un decenio, no había pescadores en Aralsk. Hoy, 600 hombres agrupados en cooperativas han vuelto a faenar y capturan unas 1.000 toneladas de platija cada año. Detrás de este éxito, se encuentra la ONG local Aral Tenizy. Esta organización, en colaboración con científicos de la Sociedad Danesa para un Océano Vivo, ha orientado a los habitantes de la región de Aralsk que deseaban retomar las artes de pesca abandonadas durante años.
La tragedia de la costa del Aral fue narrada en la película Psy (Псы, "Perros"), de Dmitri Svetozarov (URSS, 1989). La película fue filmada en una de las ciudades fantasma de la costa, entre edificios y barcos abandonados.

Soluciones posibles

Se han propuesto diferentes soluciones a los problemas ocasionados por la pérdida de agua del mar de Aral, en diversos grados de viabilidad y coste económico. Entre éstas se incluyen:
  • Mejora de la calidad de los canales de irrigación.
  • Instalación de plantas de desalinización.
  • Imposición de tasas a los campesinos por el uso del agua de los ríos.
  • Introducción de especies de algodón alternativas, cuyo cultivo requiera menor cantidad de agua.
  • Trasvase de agua de los glaciares de Siberia para reemplazar el agua perdida en el Aral.13 19
  • Utilización de menos productos químicos en el proceso del algodón.
En enero de 1994, los países de Kazajistán, Uzbekistán, Turkmenistán, Tayikistán y Kirguistán firmaron un acuerdo por el que se comprometían a destinar un 1% de sus presupuestos a contribuir a la recuperación del mar, sin embargo, la cooperación entre éstos países ha sido mínima.5
Actualmente, la porción norte del mar de Aral se está recuperando, debido al dique Kokaral que el Gobierno de Kazajistán construyó para impedir que las aguas fluyeran hacia el lado izquierdo del mar.5 13 20
En agosto de 2008 se creó la primera ONG ecologista uzbeca, el Movimiento Ecologista de Uzbekistán, que pretende, entre otros objetivos, recuperar el mar de Aral.21

Fuente: wikipedia.org 

No hay comentarios:

Publicar un comentario