martes, 25 de diciembre de 2012

2064, la esperanza de vida de hombres y mujeres se iguala.

Debido al aumento del consumo de tabaco entre las mujeres desde principios de siglo y también a finales del siglo XX, han aumentado mucho los casos de enfermedades producidas por el tabaco.

El cáncer de pulmón hace estragos entre la población femenina, además también lo hace las enfermedades coronarias, como el infarto agudo de miocardio y la insuficiencia cardiaca.

Por otro lado los hombres ya no fuman tanto y muchas enfermedades profesionales han desaparecido debido a la mejora de las condiciones de trabajo.

Por ejemplo la silicosis ha disminuido mucho debido al uso de mascarillas y a la reducción del trabajo en las minas, el amianto hace años que no se utiliza y muchos productos de la industria han sido sustituidos por otros menos perjudiciales.

El alto estrés producido por el trabajo también ha afectado a las mujeres, que tienen que conciliar la vida familiar y laboral debido a la masiva incorporación de la mujer al mundo del trabajo.

Las mujeres al realizar menos deporte tampoco disfrutan de los beneficios que aporta a la salud, constituyendo también una desventaja respecto a los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario