domingo, 11 de diciembre de 2016

2086, extinción de oso polar en libertad por cambio climático.



Los osos polares son unos animales adaptados a las condiciones frías del polo norte, necesitan verdaderamente el hielo para poder cazar focas y nadan grandes distancias entre los distintos bloques del mismo.

Con el cambio climático este hielo desaparece de manera continua y en el futuro desaparecerá completamente durante varios meses al año, impidiendo así a los osos polares alimentarse de focas.

También cuentan con el peligro de la bioacumulación de pesticidas en las grasas de los animales marinos, son animales que están en la cúspide de la cadena alimentaria y por ello acumulan estas sustancias que producen cáncer y afectan a la fertilidad.

Es conocido que los osos emigran a tierra firme en verano cuando no hay hielo en el mar, allí aguantan con las reservas de grasas hasta que vuelve a helarse el océano y pueden cazar las focas cuando suben a respirar en los agujeros del hielo.

Otro problema es la caza legal a la que están sometidos, los Inuit los cazan para comer su carne y vender como objetos de lujo su piel, patas y dientes, esta caza acaba con 800 osos anualmente, poniendo en riesgo a la especie.

Según una reciente publicación de la Roya Society, existe un 70% de probabilidad de que la población de estos animales caiga un 30% para mediados de siglo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario