martes, 16 de julio de 2013

2024, lanzamiento de la sonda rusa Verena-D hacía Venus.

http://3.bp.blogspot.com/-C-peDx2euGA/T4WEurYJQDI/AAAAAAAAn4w/Xw-wXQeL3nc/s1600/IM+2012-04-11+a+las+14.10.30.png

Desde la caída de la Unión Soviética los rusos no dan pie con bola, la verdad es que esto les pasa desde que murió Koroliov en 1966, casi toda su tecnología la desarrolló este ingeniero.

Un ejemplo de esto es la sonda espacial Venera-D hacia Venus que estaba prevista lanzar en 2013 y se ha retrasado hasta 2024 nada menos, aunque no es nada extraño en esto del espacio, ya que parece que ha dejado de ser una prioridad para las naciones capaces de hacer frente a su exploración, a excepción hecha por China.

Este retraso se debe al fracaso de la sonda Fobos-Grunt lanzada en 2011, con destino a Marte, los rusos le eharon la culpa a los americanos de este fracaso, acusándoles de sabotaje, por lo que los rusos aún no han sido capaces de mandar una nave más allá de la Luna; realmente todo se ha postpuesto hasta la década de 2020, por lo que los rusos van a quedar toda esta década fuera de juego en la exploración del sistema solar.

De todas maneras estas son propuestas de científicos que deben ser aprobadas por la agencia espacial rusa Roscosmos, con lo que probablemente no se harán realidad y los rusos estén definitivamente muertos en el tema de la exploración del sistema solar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario