sábado, 21 de junio de 2014

2119, el hombre de Neandertal resucita.


Cada vez se recuperan más restos del hombre de Neandertal, nuestro antepasado originario de Europa.

Este abuelo nos dejó algunos de sus rasgos (entre el 1 y el 5% de nuestros genes personales) hace 60 mil años, provenientes de su adaptación al clima glacial de Europa como por ejemplo nuestra blanca piel adaptada para aprovechar la poca luz de Europa y así sintetizar vitamina D y evitar el raquitismo.

En Atapuerca se han recuperado gran cantidad de huesos del Homo Antecesor, un antepasado a su vez del Neandertal, quizá este también se podrá resucitar utilizando técnicas de clonación o bien reconstruyendo su ADN en un laboratorio.

Estos hombres recibirán un trato totalmente normal y serán estudiados respetando todos los derechos humanos y luego incorporados a la sociedad donde podrán cruzarse con la población sin necesidad de formar una raza nueva que coexista con nosotros.

Quizá más adelante, se pueda resucitar también a otros homínidos incompatibles genéticamente con nosotros y que constituyan una nueva raza que podrá vivir en libertad o no, de todas maneras mucho tiene que cambiar la mentalidad de la gente, esto es la principal barrera del progreso, ahora mismo muchos no dirán que esto no es progreso, pero bueno, todo son opiniones personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario