martes, 8 de julio de 2014

2028, entrada en servicio del USS Enterprise (CVN-80).

Foto: wikipedia.org

El tercer portaaviones de la clase Gerald S. Ford, sustituirá al USS Dwight D. Eisenhower (CVN-69), que entró en servicio en 1977, por lo que tendrá ya más de medio siglo de antigüedad.

Tomará pues el nombre del portaaviones retirado en 2012, USS Enterprise (CVN-65), único en su clase, que fue el primer portaaviones nuclear del mundo y que no se siguió construyendo debido a los elevados costes, siendo seguido por la clase Kitty Hawk, a la que sobrevivió, al ser un buque más pesado y con características propias de la siguiente clase, la Nimitz.

Este barco empezará a ser construido en 2018 y tendrá unas características similares a sus hermanos de clase, dos reactores nucleares y una autonomía de unos 25 años, hasta 34 nudos de velocidad, además de unas 100 000 toneladas de desplazamiento.

Supongo que irá equipado con el F-35 (en total unos 75 aviones de todos los tipos), cañones de riel, misiles, mejores condiciones para los marineros, más barato de operar y más eficacia en los enfrentamientos.

Si mirando a las capacidades de China, tendrá que disponer de una buena defensa contra misiles de crucero hipersónicos, de  momento, equipará el RIM-116 RAM (Rolling Airframe Missile), el RIM-162 Evolved SeaSparrow Missile (ESSM) y dos montajes Phalanx CIWS  (Close-in Weapon System, traducible por «sistema de armamento de proximidad»), aunque a lo mejor no es suficiente.

Con una tripulación más reducida, unos 4660, será más eficiente que sus hermanos de la clase Nimitz, que cuentan con 5680, incluida la tripulación, es decir mil personas menos.

También tendrá una firma radar menor, es decir tendrá características furtivas (stealth).

No hay comentarios:

Publicar un comentario