martes, 15 de julio de 2014

2033, las pensiones en peligro.



 http://www.comunicacionestian.com/images/Imagenes_XP/2014/01-ENERO/20140101_dignas-pensiones1.gif

Una de las consecuencias del envejecimiento de la población en la mayoría de países de medios y altos ingresos es el envejecimiento de la población, y como consecuencia el pago de las pensiones a las personas jubiladas que cada día que pasa aumentan en número.

Mucha gente cree que la solución pasa por una inmigración masiva, pero esa solución es pan para hoy y hambre para mañana, pero mucha más hambre, es como una burbuja, cuanto más crece, más terrible son las consecuencias que genera su explosión, de ahí la espantosa crisis que padecemos.

Ante este problema y la gente que los genera, por ideología, o por estupidez, aunque ambas suelen ir unidas, nadie ha pagado y parece que nadie va a pagar, en el futuro, que la gente pague por estos errores podría ahorrarnos muchas catástrofes económicas y sociales como la que estamos viviendo ahora.

Por que queramos o no la situación en la que nos encontramos es catastrófica, con millones de personas en el paro, desahucios a diario, niños pasando hambre en España y otros países del sur de Europa, y nadie paga, lo que me hace suponer que las personas seguirán equivocándose con el dinero de los demás y la gente lo volverá a pasar mal.

Bueno a lo que vamos, dentro de veinte años, muchos países verán quebrados sus sistemas de protección social debido al ingente número de pensionistas.

La solución pasa por aumentar la edad de jubilación y fomentar que las personas que sean válidas para trabajar puedan complementar su pensión con trabajos a media jornada o menos exigentes física e intelectualmente.

Reducción de la inmigración a 0 y expulsión de inmigrantes en paro a sus países de origen, o si no, mal vamos, pero no pasa nada, pagará el de siempre, el pueblo llano más pasivo, y el que proteste, se le machaca a multas y todo arreglado, y cuanto más viejos, menos ganas de protestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario