lunes, 21 de diciembre de 2015

2025, entrada en servicio del Long Range Strike Bomber.


El programa de bombarderos estratégicos Long Range Strike Bomber (LRS-B), está diseñado para reemplazar a los bombarderos pesados americanos más antiguos como el B-52 y el B-1 que serán retirados a mediados de los años 2040.

La empresa encargada de fabricarlos será la Nortrhop que planea entregar unos 100 aparatos a un precio de 550 millones de dólares la unidad, un precio muy inferior a los 2000 millones de dólares que ha costado cada uno de los B-2 en servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario