domingo, 7 de febrero de 2016

2094, monzones artificiales en el Sáhara.




Con 11 000 millones de habitantes, en el Mundo ya quedan muy pocas regiones donde se puedan establecer las personas, y que ya no esté superpoblado.

Después de colonizar Siberia y las costas de la Antártida y Groenlandia, la última frontera es, además del espacio, el desierto del Sahara.

Por ello se ha tenido la idea de crear monzones artificiales para llevar la lluvia a esta árida región.

Con la ayuda de pintura negra, se han pintado las rocas de zonas cercanas a la costa y se ha conseguido atraer los vientos húmedos del mar para que al elevarse con las corrientes térmicas creadas, se enfríen en las capas altas y así crear lluvia artificialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario