sábado, 6 de agosto de 2016

2072, se seguirán usando calculadoras sencillas en la escuela.


En 1972 salió al mercado la primera calculadora científica de bolsillo, la HP-35, a un precio de 395 dólares, una verdadera fortuna para la época, se vendieron 300 000 unidades.

Hoy en día dominan los móviles que pueden tener múltiples aplicaciones que simulan calculadoras. El problema es que en la escuela no dejan utilizar el móvil y tampoco se necesitan calculadoras muy sofisticadas.

En resumen, se seguirán utilizando calculadoras sencillas para agilizar cálculos sencillos en la escuela y, las sofisticadas calculadoras profesionales estarán incluidas en los Smartphones, que no son más que ordenadores de bolsillo que sirve también para llamar por teléfono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario