lunes, 29 de enero de 2018

2039, estrés hídrico extremo en el norte de África y Oriente Medio.


El cambio climático y el crecimiento masivo de la población ha hecho que el agua sea muy escasa en estos países. Millones de personas dependerán del agua desalada para abastecerse, quedando muy reducida la cantidad de agua para la agricultura.

Todo esto provocará una migración masiva, lo mismo que ocurre ahora pero, con la diferencia de que la capacidad de absorción de los países de Europa estará mucho más erosionada, lo que provocará un aumento de la inestabilidad política y conflictos que podrían derivar en violencia cada vez más intensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario